La Importancia de Elegir un Centro de Datos Adecuado

Elegir un Centro de Datos Adecuado es crucial Estos centros se diseñan para almacenar los datos críticos de todo tipo de empresas. Como resultado la información se protege tanto frente a los hackers como a cortes de electricidad y otros riesgos.

¿Que es un centro de datos?

Un centro de datos es un lugar diseñado para el almacenamiento seguro de datos. Dentro de un centro de datos existen diferentes elementos y secciones. Estos centros cuentan con sistemas de ajuste de la temperatura, sistemas de extinción de incendios, de redundancia, entornos web cerrados, salas POP donde reside el corazón de la tecnología, redes de cable subterránea, vigilancia continua, cámaras de vigilancia, sistemas de alarma y mucho más.
Con tanta seguridad las amenazas, internas o externas, siempre están a salvo. El acceso no autorizado es casi imposible, y además estos centros cuentan con protección frente a accidentes y desastres naturales. Por ejemplo, si un servidor cae por culpa de una tormenta, el propietario del sitio web pierde dinero al momento. Sin embargo el disponer de un buen centro de datos ofrece la protección necesaria. Gracias a la redundancia de la que disponen normalmente no se produce ningún corte. Y en caso de hacerlo este corte solo dura unos segundos.

Consideraciones clave

Es obvio que proteger datos y mantener los servidores siempre disponibles equivale a obtener clientes e ingresos más fieles. Por eso el proceso para elegir un centro de datos debe plantearse con máxima seriedad. Después de todo, el éxito operativo de la empresa depende de poder disponer una infraestructura IT estable y segura. Además de la información ya indicada, existen otros muchos elementos que se encuentran en la información de Data Center Knowledge.
• Ubicación – la prioridad del centro de datos es mantener su capacidad operativa en todo momento con los menores costes posibles. Cuando consultes tus opciones, el mejor centro será el que tenga una ubicación segura frente a desastres naturales, así como un entorno empresarial adecuado, gran talento tecnológico y un bajo riesgo terrorista. Un centro de datos no tiene por qué estar en el mismo estado, o incluso en el mismo país, para funcionar correctamente.
• Seguridad – tal como se ha mencionado existen diferentes niveles de seguridad vinculados a los centros de datos. Además de la protección exterior de las instalaciones, con guardias de seguridad, rejas y control del perímetro frente a intrusiones, el interior también debe asegurarse con medidas como vigilancia interna, acceso biométrico, salas estancas, puertas de paso y mucho más
• Redundancia – es algo crítico, por lo que debemos elegir un centro de datos redundante, especialmente en las instalaciones de electricidad, gas, agua y red. Cualquier centro debe ser independiente, escalable, estable y resistente.
• Estabilidad – es clave elegir un centro de datos que ofrezca un 100% de actividad, de manera que eliminemos cualquier posibilidad de fallo. En función de su capacidad energética y de gestión, y su capacidad de refrigeración, el centro de datos debe ser capaz de operar 24 horas al día, 7 días por semana y durante los 365 días del año.
• Redes – el número de opciones de red y su velocidad es también clave a la hora de elegir un centro de datos. Esto permite disponer de una alta redundancia de red, optimizar el tráfico y, con un proveedores de red, obtener mejores condiciones.
• Escalabilidad – algo que las empresas no deben olvidar es la necesidad de crecimiento futuro. Cualquier centro de datos debe ser capaz de poder crecer y escalar sus instalaciones a medida que el cliente lo necesite.
• Personal – el centro de datos adecuado debe tener un personal formado, experimentado y dedicado. Por desgracia los informes indican que cerca de la mitad de los centros de datos situados en Estados Unidos no cumplen con estos principios. Afortunadamente cada vez más centros de datos tienen un sistema de gestión remota que permite que los usuarios dependan de personal que no siempre está físicamente en el centro de datos.
• Propiedad – la última consideración para elegir un centro de datos es la propiedad. El objetivo es buscar una empresa que busque relaciones a largo plazo, frente a quien busque solo hacer algunos cambios, vender y salir corriendo con el dinero. Por ejemplo, Sprint tiene diversos centros de datos escalables en el país.